El actual campeón de la Divisional A pisó fuerte en el arranque del Apertura

ESLO venció a Quilmes por 4-2 y comenzó con buen pie la defensa de su título en la Divisional A de la Liga Uy. Nuevamente quieren todo.

Los Quilmes, fueron un pueblo que habitaba el oeste de la actual provincia de Tucumán, en Argentina. En el siglo XVII, fueron finalmente reducidos tras mucho tiempo de resistir a la dominación española.

Esa rebeldía o entereza, se vio reflejada en el conjunto verdinegro que saltó al también verde césped de la segunda cancha del Complejo Santa Rita dispuesto a amargarle la mañana al vigente monarca de la categoría.

Al principio, la jugada parecía salir bien, porque en un primer tiempo intenso y donde los dos equipos no se guardaban nada, Felipe Volz, de gran partido, colocaba el 1-0 parcial. El gol fue rápidamente contestado por Álvaro Rossi, siempre picante para anotar el 1-1 con el que se iban al descanso.

A la vuelta, los indios empezaron a sucumbir cuando vieron nuevamente su valla vencida a través de Diego Ayala. El atacante de ESLO ingresó en el complemento y se volvió realmente insoportable para el flanco derecho quilmeño que sufrió con su velocidad. Pero si alguien creía que se iban a rendir tan fácilmente, Volz nuevamente aprovechaba su estatura y se encargaba de demostrar lo contrario para volver a igualar el trámite.

En ese momento se daría una incidencia clave en el partido, con Eduardo Landaburo incursionando por derecha y sufriendo una falta dentro del área muy discutida por todo Quilmes, que perdió los estribos y comenzaba a hacer lo mismo con el juego. Carlos Vaz cambió la pena por gol y más adelante Luis Figueroa colocó el 4-2 definitivo.

Victoria importante para el azul que buscará continuar la racha ante Real Menorca, mientras que Quilmes intentará levantar cabeza en la segunda fecha cuando juegue frente a Vicman.







TAGS